El PSOE de Móstoles exige compromiso a la Comunidad de Madrid con la seguridad ciudadana.

  • Isabel Díaz Ayuso liquida las BESCAM.
  • El nuevo proyecto supone una pérdida de aportación regional de casi 6 millones de euros desde el inicio.

El PSOE de Móstoles viene denunciando, de forma reiterada, la falta de compromiso y responsabilidad de la Comunidad de Madrid con el Proyecto BESCAM.

El proyecto BESCAM nació en Móstoles en 2004 como un capricho de la presidenta Esperanza Aguirre, y muere en Móstoles, con un nuevo recorte que pone en peligro la seguridad de la ciudad.

En palabras de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, “la Comunidad de Madrid impone un cambio en la financiación que supone un grave mazazo a la financiación municipal. Móstoles va a dejar de percibir tres millones de euros más, lo que perjudicará a los recursos destinados a la plantilla y al trabajo que se viene desarrollando por la seguridad de la ciudad”.

“No entendemos como en un momento tan duro como el actual estado de alarma y situación de pandemia nos reconocen la labor realizada en el acto que hoy tiene lugar pero quitan gran parte de la financiación. No queremos medallas, queremos el compromiso y la corresponsabilidad de la Comunidad de Madrid en el proyecto de seguridad, queremos financiación”.

Alejandro Martín, Secretario General de PSOE Móstoles, Concejal de Seguridad y Convivencia y Presidente de la Comisión Regional de Seguridad de la Federación de Municipios de Madrid (FMM). Remarcó la liquidación que supone el cambio de modelo. La puesta en marcha de la nueva subvención (ESICAM179) no es una estrategia de seguridad y es muy lesiva para la seguridad ciudadana de más de 56 municipios de los 111 que hasta ahora participaban en el proyecto.  La mitad de los municipios ven gravemente mermada su financiación y afrontan el futuro de la seguridad con muchas incertidumbres”.

La Comunidad de Madrid no ha querido oír hablar  de otras propuestas más equilibradas que no supusieran un recorte tan abismal.

Queremos huir del modelo de subvención, sometido a disponibilidad presupuestaria anual y que supone una volatilidad, una falta de estrategia y de compromiso con la ciudadanía. De nuevo la Comunidad de Madrid se pone de perfil y deja todo el peso a los municipios, poniendo en serio riesgo la seguridad de la ciudadanía en Móstoles, motivo por el que crearon las BESCAM y por el que dicen querer continuar con una nueva denominación como es ESICAM179.

Nos ata de pies y manos a los Ayuntamientos a la hora de afrontar cada año con más dudas que certezas y que va a suponer una pérdida de recursos fundamentales para poder afrontar y planificar una estrategia real de seguridad y convivencia en los municipios.

La única Estrategia de la Comunidad de Madrid es recortar los recursos. Móstoles, con este nuevo recorte, va a perder casi 6 millones de euros, dos tercios de la financiación inicial, en una situación de Estado de Alarma donde la propia Comunidad de Madrid nos está solicitando ayuda. Desde la Policía Municipal se colabora en llevar a cabo el dispositivo de la realización de los test de antígenos, en el control y vigilancia de las zonas básicas confinadas, en la notificación y control de contagiados.  En definitiva, más obligaciones pero menos recursos.

El nuevo proyecto irá en perjuicio la seguridad de Móstoles y de más de la mitad de los municipios adheridos.

Exigimos a la Comunidad de Madrid que escuche y acepte las propuestas, que dialogue y que se replantee el proyecto. La seguridad ciudadana no es un juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.