Es un despropósito el aumento del Impuesto de Bienes Inmuebles un 55%, los mostoleños no se merecen esto

10/10/2014

[art_thumbnail] Los mostoleños, al igual que el resto de españoles, sufren desde el año 2008 una de las crisis económicas más duras que se recuerdan en la historia reciente de España. Crisis que tiene unas graves consecuencias en cuanto a la destrucción masiva de empleos, el endurecimiento de las condiciones de vida que ha provocado que muchas familias no puedan llegar a fin de mes, que los servicios de ayudas de emergencia estén saturados, muchas familias hayan agotado todos sus recursos o incluso hayan perdido su vivienda habitual.

   Según el Candidato a la Alcaldía David Lucas “ La situación es dramática para muchos mostoleños que además ven incrédulos como el equipo de gobierno del PP les castiga con nuevos tributos o con la subida indiscriminada de los mismos. Un equipo de gobierno que no solamente no es una solución para ayudarles ante sus dificultades sino que es un problema agregado a las mismas. Es un auténtico despropósito y una barbaridad, los mostoleños no se merecen esto”.

    David Lucas ha continuado manifestando que “Es incomprensible que en plena crisis económica el Impuesto sobre Bienes Inmuebles se haya incrementado más de un 55% por ciento, con la previsión de crecer más de un 100 por cien en los próximos años.  En el año 2011, antes de que Daniel Ortiz llegara a la alcaldía, el IBI aportaba unos ingresos de 25.600.000 euros según los presupuestos de ese año. En el año 2014 las cantidades que contempla el presupuesto municipal son de 39.890.000 euros”.

Los mostoleños están realizando un extraordinario esfuerzo fiscal en plena crisis a la vez que se reducen servicios sociales municipales, se despide a trabajadores, no se destina lo suficiente a empleo, a ayudas de emergencia, a políticas sociales o a limpieza. Las calles del municipio están cada día más sucias.

    El Portavoz socialista mantiene que ““todo ello atestigua la insensibilidad y el alejamiento de la realidad de Daniel Ortiz. Un Alcalde prisionero de su mala gestión económica, de una deuda disparada que el mismo ha contraído, de unas cuentas caóticas cuyo máximo responsable es el mismo,  y de  mantener gastos innecesarios dando la espalda a  los ciudadanos”.

    El Impuesto sobre Bienes Inmuebles es un tributo que gestiona y recauda totalmente el Ayuntamiento teniendo la capacidad de reducir los tipos impositivos para que los ciudadanos paguen menos a pesar de los posibles incrementos del valor catastral de las viviendas. Sin embargo el gobierno municipal ha optado por castigar a los vecinos cuando menos recursos tienen y cuando más severa es la crisis.

Desde el PSOE entendemos que la acción de un gobierno municipal que se preocupe de sus ciudadanos debe ser ayudarles y no castigarles con sus injustificadas decisiones. Los impuestos son necesarios pero siempre en la medida de que puedan ser soportados por sus destinatarios, no se conviertan un lastre para las economías familiares, no se impongan justo cuando menos recursos tienen los ciudadanos y se destinen a mejorar los servicios públicos.

En el último debate del Estado de la Ciudad desde el PSOE propusimos reducir el tipo impositivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para que los vecinos pagaran las mismas cantidades que pagaban al inicio de esta legislatura municipal. Sin embargo el gobierno municipal se opuso a aplicar esta medida de manera incomprensible.

Lucas ha terminado diciendo que “si Daniel Ortiz no quiere reducir la cantidad de IBI que pagan los mostoleños es porque no quiere. Lejos de hacerlo la previsión es que se duplicará en los próximos años. Daniel Ortiz prefiere no tomar medidas para solventar el desaguisado económico que el mismo ha generado y la opción es seguir castigando a los ciudadanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *