El PSOE de Móstoles presenta una moción contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón

22/01/2014

[art_thumbnail]  El PSOE de Móstoles ha presentado una moción en defensa del derecho a decidir
y de la actual Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, más conocida como “Ley de Plazos” y que es la que se da en la inmensa mayoría de países europeos y rechazando el anteproyecto de Ley presentado por el Ministro Gallardón que supone un grave retroceso en los derechos de las mujeres de nuestro país.

Retroceso de más de 30 años

Lucas se mostró muy crítico con la reforma que quiere llevar a cabo el Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón y con el ataque frontal a la libertad de las mujeres, haciendo retroceder la ley incluso a antes de 1985, y dejando a España con una legislación sobre interrupción voluntaria del embarazo anacrónica “esta reforma muestra un amplio desprecio hacia las mujeres a las que no les dejará decidir y serán profesionales externos los que decidan por ellas” manifestó Lucas.

En la moción se insta al Gobierno de España a que retire inmediatamente este anteproyecto de ley orgánica,

Lucas ha manifestado que espera que en el Pleno el Partido Popular de muestras de intentar cambiar esta propuesta de legislación al igual que están haciendo otros territorios, como ya han manifestado otros líderes del PP en Extremadura y Galicia y que de este modo la regulación de plazos de mantenga y se defienda el derecho de las mujeres a ser autoras de las decisiones propias para poder interrumpir su embarazo con total garantía.

Esta reforma condena a las mujeres a la clandestinidad

En Móstoles, según el Informe de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo del año 2011, hay una tasa de 12,13 mujeres por cada 1.000 mujeres en edad fértil (16-44 años). Para Lucas con la reforma que pretende Gallardón las mujeres serían condenadas a la clandestinidad y a tener que salir fuera del país con el consiguiente riesgo de su salud.

Rechazo abrumador a esta reforma

Esta normativa ha provocado un enorme rechazo social de la ciudadanía española y europea, de las organizaciones sociales, profesionales y feministas, y además ha motivado la aparición de declaraciones de miembros de su propio partido, incluidas las de algunas mujeres que ocupan cargos públicos, discrepando de su contenido, y la crítica de dirigentes y medios de comunicación en el extranjero, donde sólo ha cosechado la felicitación de formaciones políticas de extrema derecha de otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *