David Lucas pedirá explicaciones a Daniel Ortiz sobre por qué no disuelve de una vez la Fundación Ciudad de Móstoles

18/06/2013

[art_thumbnail] Hace unas semanas el Alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, anunció que iba a proceder a la disolución de la Fundación Ciudad de Móstoles, anteriormente denominada Fundación 1808-2008, como medida de ahorro.

Un ahorro en el que PSOE de Móstoles lleva insistiendo desde el principio de este mandato, y como propuso en el Debate del Estado de la Ciudad, instando al Alcalde a la disolución de la Fundación Ciudad de Móstoles, ya que el gasto que realiza es absolutamente prescindible y las acciones pueden ser asumidas por otros organismos municipales.

Ejemplo de despilfarro de Daniel Ortiz

Esta fundación nació con la finalidad en su momento de realizar los actos de bicentenario del bando de los alcaldes y surge con el nombre Fundación 1808-2008. Habiéndose celebrado dicho evento carece de sentido que esta fundación continúe en funcionamiento, aunque sea con otro nombre y otras funciones que son perfectamente asumibles por otras concejalías del ayuntamiento o por empresas municipales, como es el caso de la de empleo o EMPESA.

La Fundación es un  claro ejemplo de lo que el PSOE ha venido denunciando como gastos absolutamente innecesarios como lo son también la revista municipal, con cerca de 120.000 euros, los cargos de confianza o los desproporcionados gastos en propaganda y publicidad “que tanto le gustan a Daniel Ortiz”, ha manifestado Lucas, que destaca que mientras se mantienen estos gastos absolutamente superfluos se sube incesantemente los impuestos, se crean tasas nuevas como la de basura, se despiden trabajadores municipales, se reducen salarios o se recortan en servicios básicos municipales.

Propuesta al Pleno

Para el próximo Pleno el PSOE presenta una iniciativa para conocer si es verdad que se vaya a disolver dicha fundación y cuando se va a llevar a cabo la disolución para lo que se debería reunir urgentemente el Patronato de la Fundación para tomar esta decisión. La realidad, explica Lucas, es que desde que terminó la celebración del bicentenario se han estado gastando mucho dinero en esta Fundación sin objetivos reales ni tampoco con un fin concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *