David Lucas firma el código ético del PSOE aprobado este fin de semana

14/10/2014

[art_thumbnail] El Portavoz, Secretario General del PSOE de Móstoles y candidato a la Alcaldía de Móstoles, David Lucas, ha firmado el código ético que el PSOE ha aprobado este fin de semana por la Comisión Federal de Ética y Garantías para aplicar al conjunto de sus cargos públicos y militantes. Un código ético que en palabras de Lucas coloca al PSOE a la vanguardia de la transparencia y la ética democrática en nuestro país.

La necesidad de un código ético en la sociedad actual

El Socialismo Democrático es tanto un proyecto político de transformación social como una actitud ética de la que depende la salud democrática de una sociedad. En estos últimos años, en España y en el resto de Europa, la gravedad de la crisis económica y los casos de corrupción han reavivado tensiones sociales desconocidas, una censura general hacia los responsables políticos y el descrédito de muchas instituciones. “Ante esta situación quiero trasladar la idea de que debemos hacer nuestra la responsabilidad de recuperar el sentido de la utilidad de la política y devolver la confianza a la ciudadanía en la Democracia” asegura Lucas.

Liderar el proceso de limpieza y calidad democrática

Por todo ello, continúa Lucas, desde el Partido Socialista Obrero Español asumimos el  compromiso firme de LIDERAR EL PROCESO DE LIMPIEZA Y CALIDAD DEMOCRÁTICA en la política española, enfrentándonos a cualquier forma de corrupción pública derivada de la prevalencia de los intereses particulares sobre el interés general y es por ello que hemos acordado un Código Ético.

Un código que el Candidato a la Alcaldía ha firmado este fin de semana,  para regular el comportamiento público de los militantes del PSOE y  para que el desempeño de las funciones de todos los cargos se desarrolle conforme a unos principios comunes.

Buenas prácticas y transparencia

Es por ello, y en virtud de este Código Ético, es también responsabilidad de todos el extender la cultura democrática del servicio público fundamentado en las buenas prácticas y en el ejercicio de las virtudes cívicas de honestidad, transparencia, respeto y responsabilidad.

“Debemos tener una voluntad irreductible de mantener una conducta íntegra como exigencia inherente a la pertenencia al partido” destaca Lucas, para  quien son especialmente reprobables las conductas que tienen por objeto la instrumentalización del partido para el beneficio personal y el ejercicio de un cargo público u orgánico es un servicio que responde a los intereses generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *