¿cómo es posible que aumentando los impuestos municipales, se reduzcan las políticas sociales fundamentales en los presupuestos?

[art_thumbnail] Lucas ha destacado la incoherencia de los presupuestos del municipio para 2012 porque mientras sube el Impuesto de Bienes Inmuebles un 8% y las tasas restantes aumentan un 3,1% para 2012 no es de recibo que las partidas presupuestarias de algunos programas sociales tan importantes como igualdad, deportes, cultura, educación y servicios sociales, se reduzcan este año, justamente cuando más se necesitan estos servicios.

Lucas ha destacado algunos datos como la reducción de un 8% de los servicios sociales generales, el restaurante municipal se reduce su presupuesto un 25%, en materia educativa el presupuesto para escuelas infantiles disminuye un 19%, las políticas de igualdad disminuyen un 12% y el programa contra la violencia de género un 33%.

En materia deportiva Lucas considera “más sorprendente aún” que después de subir los precios públicos un 64% para actividades y alquiler de instalaciones deportivas, el programa de promoción y fomento del deporte se reduce un 33%.

Desde el Partido Socialista afirman que “otros presupuestos son posibles”, unos presupuestos que ayuden a los ciudadanos con políticas sociales en momentos de dificultad, congelando los impuestos, tasas y tributos municipales, para que no recaiga en los ciudadanos el mayor peso de la crisis y no se vean más asfixiados por un aumento de la presión fiscal.

Lucas propone que se establezcan bonificaciones para crear empleo, para facilitar el consumo y potenciar determinados sectores clave de la economía española como son la construcción, en este caso con bonificaciones para la rehabilitación de viviendas, y las energías renovables. Lo más importante sería eliminar el mayor número de gastos superfluos posibles, que deberían haber desaparecido de los presupuestos, pero que siguen manteniéndose y solventar el problema de déficit estructural que tiene el Ayuntamiento.

En estos momentos el Grupo Socialista está trabajando en las enmiendas,  escuchando a colectivos sociales y vecinos de Móstoles, para poder proponer otros presupuestos. Esta vez, afirma Lucas, un modelo diferente de presupuestos que prime la solidaridad y la justicia social en donde el bienestar ciudadano sea lo fundamental.

Para Lucas estos presupuestos no ayudan a la gente sino que “les someten a más impuestos a cambio de menos servicios y prestaciones sociales”, es decir, que les va a “hacer la vida un poco más difícil para 2012”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *